El Banco de España cree que el PIB caerá hasta un 12,6% y ya alerta de «agotamiento» de la recuperación

El Banco de España ha graduado sus previsiones sobre la economía

española: por un lado descarta el escenario más bondadoso que

calculaba en junio pero también desecha el más negativo, ya que cree

que no habrá un fuerte rebrote –y un confinamiento– a niveles de

marzo y abril pero por el otro, sí recoge que va a haber incrementos de

contagios que requieran ciertas restricciones limitadas. De esta forma,

se registra un peor diagnóstico de la recuperación del tercer trimestre

aunque el Banco de España no tiene en cuenta el impacto el año que

viene del paquete de fondos europeos aprobados para España.

Si en junio el Banco de España dibujaba tres escenarios que

registraban según su grado de pesimismo una caída del 9%, del 11,6%

o del 15,1%, ahora pronostica dos hipótesis con un desplome del -

10,5% o del 12,6%, según la intensidad de los rebrotes y, en

consecuencia, de las restricciones aprobadas para controlarlos. Para

2021 y 2022 esperan que en el mejor escenario se crezca para rebotar

un 7,3% o un 4,1% el próximo año y un 1,9% o un 3,3% en 2022. Todo

ello, con dos escenarios que recogen que no hay vacuna o tratamiento

para el coronavirus hasta la segunda mitad de 2021.

Según se cumpla uno u otro, cree que el crecimiento del PIB en el

tercer trimestre oscilará entre el 13% o el 16% respectivamente. Pese a

crecer a doble dígito hay que tener en cuenta la cuantía del desplome

anterior. El director de Economía y Estadística del Banco de España,

Óscar Arce, subrayó en un encuentro ante medios que apenas se

recuperará algo menos o algo más de la mitad de la actividad perdida

en la primera mitad de 2020.

El supervisor, eso sí, detecta «cierto agotamiento del proceso de

recuperación» desde mediados de agosto. Porque en los datos de 2021

es donde se ve que el Banco de España espera que la recuperación

no vaya a ser tan fuerte como sí auguraba en junio, cuando

pronosticaba un crecimiento que podía oscilar en 2021 entre un 6,9%

o un 9,1%.

Una pérdida de tracción que ya se vislumbra especialmente en los

datos de afiliación y que se explica por el empeoramiento de la

situación epidemiológica y la menor llegada de turistas extranjeros

por las restricciones impuestas por países terceros. La recuperación

no será tan rápida como se podía esperar. Solo dos países (Portugal y

Grecia) tienen un mayor peso sobre el PIB del turismo internacional,

con casi un 6% del PIB, entre dos y tres veces más que lo que supone

para Francia, Alemania e Italia.

El paro proyectado será del 17,1%, el 19,4% en 2021 y el 18,2% en 2022

en el escenario más benigno mientras que en el más pesimista

ascenderá al 18,6%, un 22,1% y un 20,2%. Es decir, el Banco de

España descuenta que con el fin de los ERTE aumentará el paro por la

cantidad de personas que se quedarán sin empleo. El supervisor, como

fuere, tiene en cuenta que la prórroga de los ERTE no sigue tras el 30

de septiembre, ya que el Ejecutivo aún no ha acordado esto con

los agentes sociales –aunque el pacto está cerca y contemplará una

extensión al otoño–.

Desequilibrio en las finanzas públicas

El impacto será mayúsculo para las finanzas públicas: el déficit será

del -10,8% del PIB este año (frente al -2,8% de 2019), del -7% en 2021

y del -5,8%. Si se cumple el panorama más negativo, los números rojos

serán del -12,1%, el -9,9% y el -8,2% respectivamente. En

consecuencia, la deuda se irá al 116,8% del PIB el próximo año, 115,4%

y 118 o 120,6%, 125,6 o 128,7%. Eso sí, los precios bucearán en aguas

negativas este año: en todos los escenarios, la inflación de 2020 es

inferior a cero: bien en un -0,2% o en un -0,3%.

ra el coronavirus hasta la segunda mitad de 2021.

Etiquetas

Publicidad
banner Gestiona Radio

Comentarios

Volver al blog

SÍGUENOS EN +