Bridges to the Sea, campeón de las 200 Millas A2 de Altea

Las 200 millas a2, organizadas por el Club Náutico de Altea, daban el

pistoletazo de salida este pasado viernes 5 de marzo. La flota de cruceros a

dos tripulantes con 37 barcos inscritos recorrería las 200 millas que separan

Altea de Ibiza con una previsión meteorológica de poco viento.

Bridges to the Sea se ha proclamado campeón absoluto, siendo la segunda vez

que participa en esta regata considerada como la más complicada, dura y difícil

del Mediterráneo y que es clasificatoria para la Copa de España de Cruceros

A2.

La salida se produjo este pasado viernes a las 12.00 horas, el viento soplaba

de noreste con una intensidad de 8 nudos lo que permitió una salida

espectacular con una flota muy concentrada durante el tramo inicial de la

regata que siguió navegando de levante con una buena presión de viento y

encabezada por un grupo muy concentrado de 16 barcos, entre los 4 y los 7

nudos de velocidad.

Durante las dos primeras horas de la regata, el Brujo (RCN Valencia) y el

DKategoria (Valencia Mar/RCN Valencia), dos de las embarcaciones más

grandes, se posicionaban en cabeza a una velocidad media de 7 nudos,

seguidas del Hydra (CN Balis) y el Limbo (CN Altea).

La dirección del viento en el trayecto Altea-Ibiza hizo que Carlos Olsson y Felip

Moll (Bridges to the Sea) tomarán rumbo de ceñida, siendo un rumbo no

favorable para el Pogo 2 ya que no esta diseñado para esas condiciones y es

como más sufre, lo que les hizo llegar prácticamente últimos a Ibiza.

Ya en las inmediaciones de Ibiza, la flota de las 200 Millas A2 se encontró con

una encalmada importante en la primera noche de la travesía, produciéndose el

efecto acordeón, por lo que la flota se reagrupo y se podría decir que la regata

se inició de nuevo. No obstante, las condiciones cambiaron y les permitieron

navegar de vuelta durante todo el día.

Olsson y Moll (Bridges to the Sea) fueron capaces de aprovechar la calma

posicionándose lo más cerca posible de la siguiente transición, cuya táctica es

muy usada en las regatas de la Classe Mini en el mediterráneo, permitiéndoles

avanzar poco a poco a favor de la corriente prevista en la reunión de patrones y

alejarse lo más posible de la zona de calma.

“A partir del norte de Ibiza los vientos eran portantes y eso nos favoreció mucho

en este tipo de barco y al ir dos, que normalmente vamos solo uno en esta

clase, nos permitió exprimir el barco mucho más y sacarle más rendimiento”

comentaba Carlos Olsson, patrón de Koan – Bridges to the Sea.

A partir de la Mola, lo que para el resto de la flota suponía ir de popa, para

Bridges to the Sea fueron dos largos, lo que significaba ir más rápido en este

tipo de barcos diseñado para rumbos abiertos. Aprovechando esta ventaja

respecto al resto, Olsson y Moll tomaron un rumbo prologando hacia el sur para

evitar la calma de la isla y poder trasluchar e ir un poco más orzados, lo cual

era necesario para ir más deprisa que los otros tipos de barcos. Este cambio de

rumbo arriesgado podía haber sido decisivo, pero les salió bien y les situó en la

primera posición de la clasificación combinada.

Alrededor de las 19 horas del pasado sábado la flota en cabeza se acercaba a

la bahía de Altea tras más de 24 horas navegando. El Hydra del CN Balis fue el

primero en cruzar la línea de llegada a las 19:20 horas, convirtiéndose así en el

ganador en tiempo real, seguido del Brujo (RCN Valencia) que llegó a las 19:36

de la tarde y el Trabuco (RCN Torrevieja) a las 20:17 horas.

Tras obtenerse los tiempos compensados Bridges to the Sea, del CN Altea, se

hizo con el triunfo final absoluto y, con ello, sus tripulantes se llevarán de

premio los dos lingotes de plata de 1kg cada uno.

En la clasificación combinada, el segundo puesto ha sido para el Maverta, del

RCN Torrevieja, tripulado por Jose Ballester y Andrés Manresa. En tercera

posición se ha clasificado El Carmén – Elite Sails de José Coello y Pablo

García (RCR Cartagena).

Por quinto año consecutivo el Club Náutico de Altea ha puesto en juego el

Trofeo por Clubes, que premia el equipo que menor puntuación obtenga tras la

suma de los puntos de las tres embarcaciones que consigan la mejor

clasificación, y en esta 35 edición vuelve de nuevo al equipo del CN Altea tras

una lucha que estuvo reñida con el Maverta, Trabuco y Slick del RCN

Torrevieja, en la que finalmente se impusieron las embarcaciones del Club

Náutico de altea en primera (Bridges to the Sea), quinta (Marina Seis) y octava

posición (Aquasonic).

Un reconocimiento más ha entregado el Club Náutico de Altea en esta regata a

la primera tripulación mixta, la embarcación Slick de Nerea Goikoetxea y Juan

López que han quedado en decimosexta posición.

La mayor parte de la flota consiguió terminar la travesía de las 200 millas a2 y

cruzar la línea en la noche del sábado, lo cual es poco común ya que

normalmente la llegada se alarga hasta la mañana del domingo con goteos

irregulares de embarcaciones durante las últimas horas de la regata.

Hoy, domingo día 7, tendrá lugar la entrega de trofeos en el Club Náutico de

Altea, la cual se celebrará al exterior y con los regatistas participantes como

únicos asistentes, sin publico externo; como medida de prevención ante la

Covid-19 y para proteger a los deportistas, usuarios del club y habitantes de la

comarca.

Al primer clasificado se le obsequiará con 2 lingotes de Plata de 1 kg, así como

al segundo y al tercer clasificado que se les entregará 2 lingotes de Plata de

500g. y 2 lingotes de Plata de 250g, respectivamente. Habrá también trofeos

para el 4º, 5º y 6º clasificado, para el primero en navegar el recorrido completo

en tiempo real y para la primera tripulación Mixta.

Se cierra así una edición más de las 200 millas a2 de Altea, una regata

referente en el mundo de la vela que ha puesto a prueba a más de 2000

regatistas bajo las más duras condiciones del invierno en el Mediterráneo

desde que comenzó en el año 1987.

El Club Náutico de Altea está más que satisfecho con la 35 edición de su

regata estrella y agradece la participación a todos los regatistas que, a pesar

de la situación sanitaria y los cambios de calendario han depositado su

confianza en el comité de regatas asistiendo así finalmente a las 200 millas a2.

Asimismo, el equipo de competición del propio club se lleva muy buenas

sensaciones tras el resultado de Carlos Olsson, regatista y entrenador del CN

Altea; el cual se encuentra embarcado en el proyecto de cruzar el atlántico en

solitario y sin ayuda externa. Un proyecto que ha sido impulsado inicialmente

desde el Club Náutico de Altea, Dictum Abogados y Acastillage Diffusión Altea,

y que actualmente cuenta con la colaboración principal de Visit Altea, Yuasa,

Sarch, Fitmii, Matos Studio, KaiSurf, CH Prácticas Náuticas y PepePegatina.

El Pogo 2, tras competir a finales del año 2020 en regatas de la Classe Mini y

acumular más de 4000 millas entre regatas y transportes, participará a

mediados de septiembre de 2021 en la regata transoceánica Mini Transat, que

tendrá lugar a mediados de septiembre de 2021.

Etiquetas

Publicidad
banner Gestiona Radio

Comentarios

Volver al blog

SÍGUENOS EN +