Mítines en Cataluña y café en las Cortes valencianas, para eso Sí

Leopoldo Bernabeu

Cada mañana, cuando me pongo delante del ordenador o del bolígrafo, todo depende del nivel de inspiración o nivel de catadura de los temas que me encuentre, la primera decisión que tomo es ver sobre que voy a centrar la entrada de mi programa, de Aire Fresco. Me gusta empezar fuerte, con algo que no sólo me motive a mí, sino que os llame la atención a todos. Conseguirlo no siempre es fácil. Ojo, no lo digo porque no existan temas más que suficientes como para cortar el hipo cada día. El nivel de sinvergonzonería y estulticia que nuestras señorías alcanzan a diario, da para esto y mucho más.

Hoy miércoles, es ese día en el cual la elección debería ser algo más sencilla. Se ha perpetrado un atraco a mano armado, a plena luz del día y con luz y taquígrafos. El hasta ayer Ministro de Sanidad ha dejado el puesto porque le hace mucha ilusión la posibilidad ser Molt Honorable President de Catalunya. Hasta ahí bien. El problema es que el resto de españoles, casi todos excepto los fanáticos, que al parecer son legión, vemos como un señor deja su puesto de máxima responsabilidad el día en el que sumamos un nuevo récord de fallecidos en esta tercera y farragosa ola de coronavirus. Y lo hace después de haber dicho que nunca sería él el candidato, que en cualquier caso no dejaría el puesto hasta que se iniciara la precampaña y tantas y tantas otras mentiras, más que suficientes como para que nadie, repito NADIE, en su sano juicio, votara a este personaje para que jamás en su vida volviera a tener un puesto de responsabilidad.

Dicho esto, que es como reconocer que algo tenía que decir para que la noticia no se me pudriera en el interior del estómago, son tres las noticias que he decidido enlazar como tema principal de mi programa de hoy y para que todos ustedes puedan verificar el nivel de catadura moral y despropósito intelectual de las decisiones que toman aquellos que a su vez deciden también como amargarnos la vida cada día un poquito más.

Vamos a ello:

Repasando ayer por la tarde la actualidad me encuentro con dos temas que, de entrada, tengo que volver a leer bien los titulares porque considero que se han equivocado, que no puede ser, o que directamente se están cachondeando de todos nosotros… pero además con recochineo. “La Generalitat de Cataluña permitirá romper el confinamiento municipal para asistir a mítines electorales”. No es ninguna broma, has escuchado bien. Resumo: los mismos jetas, caraduras y vividores, que durante muchos meses han tenido confinados a todos los catalanes sin poder salir de sus casas ni a pasear, les han impuesto un cierre perimetral de la comunidad y por pueblos durante más meses para que se arruinen hasta el cuello, tienen todavía impuesto y lo que te rondaré morena, un toque de queda para que estés quieto y controlado en tu casita durante las horas que a ellos les dé la gana, y han cerrado la hostelería a cal y canto para sumir en la ruina a miles de empresarios, nos dicen ahora y ¡no se les cae la cara de vergüenza!, que para escucharles a ellos darnos un mitin, Sí vamos a poder salir de casa y reunirnos en grupos. Me pregunto y no me contesto, ¿nadie pone orden en este descomunal despropósito desvergonzado?, ¿nadie cursa una orden de detención contra los que han decidido esto?, no sólo por el descaro y el insulto que supone leerlo, sino porque quien lo haya hecho, directamente no puede estar en su sano juicio. La cabeza de esta persona está ubicada en otro planeta. ¿Tan endiosados y separados de la realidad están que pueden llegarse a creer que hay gente, de cualquier ideología, que puede estar interesada en ir a escucharles un mitin político?, ¿qué pensarán los miles de hosteleros y trabajadores del sector turístico, a los que no se permite abrir sus negocios y trabajar, precisamente para evitar aglomeraciones…?.

No contento con esta deplorable noticia, leo la siguiente: “Los diputados de las cortes valencianas Sí tienen abierta la cafetería”. Y digo, vaya, hay una cosa que está clara, todos los políticos son igual de sinvergüenzas, da igual la ideología y el lugar de procedencia. El mismo Gobierno valenciano que nos mantiene presos en nuestra comunidad sin poder salir desde finales de octubre, que ha cerrado a cal y canto toda la hostelería 24 horas al día durante dos semanas, el cierre a las 18h de todos los comercios, la prohibición de ir ni a la casa de tu familia, y que acaba de añadir el cierre durante los fines de semana de todas las poblaciones de más de 50.000 habitantes, permite que el restaurante de las Cortes Valencianas siga abierto. Luego nos quejamos cuando vemos altercados y gente que pierde la cabeza contra esta tropa de roba-almas. Se me ha olvidado añadir que hablamos de un grupo de privilegiados que, además de que sí pueden tomar café y comer a diario en un negocio de hostelería, cobran dos veces el kilometraje por ir hasta allí, tienen el aparcamiento gratuito y disfrutan de un menú subvencionado que es mucho más barato que en cualquier otro local de hostelería, supongo que por aquello de lo poco que cobran sus señorías diputados. ¿Cómo se te ha quedado el cuerpo?...

Y claro, después de tanto despropósito, y aunque la siguiente noticia es la más fuerte y lamentable, ya casi no la padezco, tengo el cuerpo totalmente anestesiado: 5,1 millones de personas están en el umbral de la pobreza en España, 1 millón más desde que empezó la pandemia…. Mientras los millonarios siguen haciéndose cada vez + ricos. Extraigo las siguientes y aceleradas conclusiones: ¿es que este millón de nuevos pobres en España no formaban parte del “tatuado” mensaje “Nadie se va a quedar atrás?, supongo que será un despiste del presidente Sánchez que corregirá en breve; ¿Quizás formarán parte de los 800.000 puestos de trabajo que prometió hace unos meses?, supongo que sí, lo que sucede es que primero les habrá pedido que se queden en el paro para después poder contratarlos, ¡al tiempo¡.

Gobierno Social y Progresista, ¿lo recuerdan?, esa fue la promesa cuando hace un año nuestra histórica nación cometió el crimen de alumbrar un bipartito social-comunista, algo no visto en Europa en los últimos 60 años. Y así nos va. Cuando el objetivo es querer controlarlo todo a modo de gulag que pretende poner orden, lo que se consigue es justo lo contrario. Cuando el objetivo es llegar al poder para regular el mercado porque consideras que la libertad no beneficia igual a todos, lo que consigues (lo estamos viendo a diario) es más desigualdad, marginación, pobreza... El socialismo, no lo digo yo sino los números y resultados de sus últimos tres gobiernos en el periodo democrático que va desde 1.982 hasta hoy, lo único que ha dejado es la economía quebrada, una gran parte de la ciudadanía arruinada, una deuda y un déficit al límite de la intervención europea, y unas cifras de paro escalofriantes. “El socialismo se termina siempre justo cuando se acaba el dinero…de los demás”.

¿Por qué entonces sigue habiendo una importante cantidad de españoles que les votan cada cierto tiempo?. Supongo que será por la combinación de pérdida de memoria, llegada de nuevas generaciones que no les han padecido, y un porcentaje de morbo que tenemos todos los latinos, nos va la marcha, se ve que nos gusta que nos pisoteen en la autoestima cada cierto tiempo. Mientas esto siga siendo así, sólo les puedo decir que Disfruten lo Votado.

Etiquetas

Publicidad
banner Gestiona Radio

Comentarios

Volver al blog

SÍGUENOS EN +