Arrimadas en Fort Apache

¿Alguna pregunta capitán? No, ninguna. Henry Fonda y John Wayne en una de las escenas cumbre de una de las mejores películas de John Ford, Fort Apache. Henry Fonda es el coronel Owen Thursday y manda un regimiento en la guerra contra los indios apaches. John Wayne es el capitán York, quien tratará de demostrar que, por más grande que sea el poder de un hombre, no siempre se tiene la razón.

Ambos hombres se encuentran a la entrada de un desfiladero que el coronel Thursday quiere atravesar, a pesar de que el capitán York le advierte que está plagado de peligrosos apaches ("si los puede ver es que no son apaches").

Y ahí está la decisión final de la película, el coronel puede hacer caso a el capitán que no pertenece a su círculo cercano o atravesar el peligroso desfiladero en busca de la gloria, aunque no tiene ninguna garantía de que va a poder ejecutar con éxito esta tarea.

Ciudadanos se encuentra en una situación muy complicada tras las últimas debacles electorales. Muchos esperábamos con mucho interés la reunión del consejo general que se realizó el pasado lunes por la tarde. Esa misma mañana se reunía la ejecutiva del partido y a última hora de la mañana ya se presentaban las próximas líneas de actuación. Todo ello sin contar con la opinión de los miembros del consejo general que habían recorrido un importante número de kilómetros desde diferentes lugares de España para poder estar allí y poder expresar su opinión. Como el coronel Thursday, sin plantearse escuchar al capitán York.

Sinceramente, la propuesta realizada difusamente de una refundación profunda, planteada con un comité elegido a dedo y todo ello asegurando que se va a escuchar a la afiliación sin siquiera haber escuchado a sus representantes del consejo general, genera escasa confianza.

[Arrimadas convence tras 4 horas a Begoña Villacís de refundar Cs y desactiva un liderazgo alternativo]

Además, en la exposición de la propuesta, se habló de que inicialmente estaba previsto realizar el plan en doce meses, cuando las elecciones municipales y autonómicas se van a celebrar en once. De entrada, esto genera un temor terrible sobre lo poco que importaba a la ejecutiva el trabajo de todos los representantes de Ciudadanos en los municipios y autonomías. Algún concejal me comentaba que a la ejecutiva solo les importaba el posible escaño en Cortes Generales que se podía obtener. Afortunadamente han recapacitado y han reducido a seis meses el tiempo del proyecto.

Pero sigue siendo un error. Yo pienso que es necesario la existencia de un proyecto liberal y centrado dentro de la política española. No hay ningún otro partido ahora mismo que cubra dicho espacio y si no existiese, dejaría huérfanos a muchos votantes que no sabrían a quién votar. Pero también considero que, en la situación actual, donde puede hacerse fuerte Ciudadanos es precisamente en el ámbito municipal, con muchos alcaldes y concejales que podrían revalidar su presencia en los ayuntamientos tras las próximas elecciones, garantizando la supervivencia del proyecto durante estos tiempos tan complicados.

[El 58% de los votantes de Ciudadanos cree que el partido debería integrarse en el PP si llega una oferta]

Entiendo que hay que volcarse en las elecciones municipales y dar un soporte fundamental a todos los equipos que se dispone en ciudades y pueblos por toda España. Pero seis meses es un tiempo demasiado largo para tomar decisiones, todo ello mientras el resto de los partidos se van a armar en los próximos dos.

Creo que es necesario un proceso de reflexión más profunda del que ha hecho la ejecutiva y que debería implicar desde ya a todos los afiliados. Por eso entiendo que es imprescindible un congreso que ponga las bases del proyecto Ciudadanos más allá de lo que plantee una ejecutiva que hasta el momento ha encadenado cinco derrotas consecutivas sin apenas cambios ni autocríticas. 

Volvemos a la película de Ford, al capitán York asumiendo con tristeza el desastre al que va a conducir el coronel Thursday a todo el regimiento, al cargar en inferioridad de condiciones por un desfiladero lleno de apaches.

A mí no me gustaría de aquí unos años pensar que podríamos haber forzado ese congreso extraordinario para tratar de cambiar una estrategia, que según mi modesta opinión nos conduce a un seguro final dentro del desfiladero. Toca escuchar a los afiliados para redefinir estrategias fuera del núcleo cerrado de la ejecutiva, pero no mañana ni dentro de seis meses, sino hoy. Por eso considero que celebrar un congreso extraordinario de Ciudadanos, sin miedo a debatir nada, es una necesidad, y si la ejecutiva no lo considera oportuno, los afiliados desde el mayor respeto al partido y tal como esta contemplado en sus estatutos, deberíamos solicitarlo.

Fernando Llopis es diputado autonómico en las Cortes Valencianas por Ciudadanos.

Etiquetas

Publicidad

Comentarios

Volver al blog

Publicidad

banner Gestiona Radio

Últimas noticias

banner Gestiona Radio banner Gestiona Radio

SÍGUENOS EN +