Vicente Pérez Devesa da nombre a un premio de investigación de las comarcas de las Marinas  convocado por la Fundación Frax

Multitudinaria presentación, anoche, del premio “Alcalde Vicente Pérez Devesa” de investigación y cooperación e las comarcas de las Marina Alta y Baixa, convocado por la Fundación Frax para potenciar y poner en valor la riqueza cultural y de cualquier otro ámbito de una zona geográfica de la provincia de Alicante “siempre unida, con intereses comunes y con un potencial de desarrollo inequívocamente unido al turismo”, según reseñó el presidente de la entidad convocante, Matías Pérez Such.
    El acto congregó a más de 200 personas, que llenaron el salón de actos del Ayuntamiento de Benidorm, y contó con la presencia de alcaldes y ex alcaldes de las dos comarcas, diputados provinciales, altos representantes de los cuerpos y fuerzas de seguridad provinciales, familiares del que fuera alcalde de Benidorm desde 1994 hasta su fallecimiento en 2006, y un buen número de amigos. Todos coincidieron en una cosa: el acierto de dar el nombre de Vicente Pérez Devesa (Benidorm, 1942 - 2006), a un premio vinculado a les Marines. Él fue un comarcalista convencido, defensor a ultranza de tradiciones y altavoz de sus bondades y problemática, como alcalde y en cuantos cargos públicos desempeñó durante su dilatada carrera política.
Serán premiados, en base a su originalidad y calidad, los estudios, ensayos, propuestas, publicaciones o tesis que pongan en valor la relación entre los distintos pueblos de las comarcas de la Marina Alta y Marina Baixa en los aspectos de cultura, geografía, economía, historia, lengua, gastronomía, tradiciones, fiestas, agua, agricultura, turismo, etc... así como los proyectos que impulsen o mejoren la relación y cooperación intermunicipal, pública y privada, en cualquiera de los ámbitos señalados o en cualquier otro que contribuya a la mejora de la calidad de vida en las dos comarcas.
Esta convocatoria cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Benidorm, “consciente de la importancia del patrimonio histórico y cultural de Benidorm y su conexión con el resto de municipios de la Marina Baixa y Alta”, y está dotada con un premio en metálico de 3.000 euros, a los que se suman otros 1.500 euros al mejor trabajo en el que Benidorm tenga especial relevancia. Ambos premios son acumulables.
El plazo de presentación de los trabajos se inició anoche mismo, y finalizará a las 24 horas del día 12 de febrero de 2021. Las bases especifican que el jurado valorará, entre otros aspectos, la calidad científica, la originalidad de la temática y aspectos desde los que se aborda.
Entre los asistentes destacó la presencia de altas autoridades de ambas comarcas, provinciales, de las fuerzas y cuerpos de seguridad y militares, como el comisario jefe provincial Alfonso Cid (que señaló que se trataba de su último acto público antes de la jubilación), el general jefe del Mando de Operaciones Especiales (MOE) y comandante militar de Alicante, Raimundo Rodríguez Roca; el coronel Juan Bosco, subdelegado del Ministerio de Defensa en Alicante; el comisario de la Policía Local de Alicante Julio Calero, y el comisario jefe de la Policía Local d Benidorm, Juan fuertes.
PUEBLOS CERCANOS Y UNIDOS
Las comarcas de la Marina Alta y la Marina Baixa suman más de 50 municipios, “unidos por la historia, las tradiciones, la gastronomía, los problemas comunes y muchísimas más cosas”, señaló en su discurso Matías Pérez Such. “Estudiar todo esto y ponerlo en valor es el objetivo, además de rescatar aspectos desconocidos u ocultos de nuestras raíces”.
    “Y este premio se llama ‘Vicente Pérez Devesa’ por pura lógica”, añadió el presidente de la Fundación Frax. “Porque él fue y representó el comarcalismo en esencia, y como solía decir… ‘qué sabrá Dios de las fronteras que traza el hombre’”.
    El encargado de glosar la figura del homenajeado fue el periodista y director general de contenidos del grupo Editorial Prensa Ibérica, Juan Ramón Gil. Con un discurso plagado de anécdotas sobre una figura política que conoció bien. “Vicente Pérez Devesa era”, dijo, “un hombre muy difícil de clasificar… un hombre poliédrico. Era luchador, atrevido, cínico, divertido, tierno, calculador, osado, canalla, generoso, inflexible, tolerante, paternal… Todo al mismo tiempo. Por eso, casi una década y media después de su fallecimiento seguimos hablando de él, seguimos acordándonos de él, seguimos tributándole homenajes y recordando su memoria. Seguimos, da igual cuál sea nuestra ideología o incluso la militancia de quien la tenga, echándole de menos”.
    Tras realizar un exhaustivo repaso a la carrera política del homenajeado, Juan Ramón Gil destacó al vocación comarcalista de Vicente Pérez Devesa, político que pasó por las Cortes Valencianas y tuvo la oportunidad de llegar a Madrid, pero no lo hizo porque tenía muy claro que su objetivo, su meta, era ser alcalde de su pueblo. “Y tres fijaciones tenía cuando llegó al cargo”, resaltó el orador: “recuperar el impulso de Benidorm como capital turística europea, impulsando la renovación de la planta hotelera y rehabilitando la ciudad para modernizarla y ponerla a punto para seguir siendo un referente a escala nacional e internacional; dotar de servicios a los ciudadanos, entendiendo que para que una ciudad turística funcione es imprescindible la implicación de todos sus habitantes, y por eso las infraestructuras que deben hacer más llevadera la vida de esos ciudadanos, y garantizar el futuro alejando de una vez por todas el mayor peligro que siempre acechó a Benidorm, la falta de agua”. “Y si la parca no hubiera madrugado tanto, las tres las habría conseguido”, sentenció entre aplausos de los asistentes y la emoción de familiares y amigos de Vicente Pérez Devesa.

“EL SOMNI I LA VEU DE LA COMARCA”
Una proyección de fotografías que recogían la larga trayectoria política y personal de Vicente Pérez Devesa, “El somni i laveu de la comarca”, dio paso a la intervención de Marisol Agulló, su viuda, quien destacó que su marido “siempre apostó y luchó por una política comarcal común basada en la cooperación económica, cultural y de todo tipo… Y estaba orgulloso de ello”.
    Cerró el acto un locuaz y acertado alcalde de Benidorm, Antonio Pérez, durante muchos años concejal de diversas áreas municipales bajo el mandato de Pérez Devesa como alcalde. “Él tuvo muchas pasiones en su vida, entre las que destacaba la familia, el mar y sus perros, y dedicó su vida al municipalismo y el comarcalismo”. “Era diferente a todo el mundo”, añadió, “y entendía de la política basada en valores y servicio a los ciudadanos. La gente se va, pero quedan sus obras, y en eso superó a todos”.
    Antonio Pérez despidió el acto destacando dos asuntos que Pérez Devesa consideró transversales para definir las comarcas de las Marinas: la lengua y la pilota valenciana. “Va de bo” fue la última expresión que se oyó anoche en el salón de actos del Ayuntamiento de Benidorm.

Etiquetas

Publicidad

Comentarios

Volver al blog

SÍGUENOS EN +