6 Errores habituales al comprar una vivienda.

No calcular los gastos iniciales. Se deben tener en cuenta la totalidad de los gastos implicados en la operación de compra. Recuerde que al precio de la vivienda habrá que sumarle aproximadamente un 12% adicional derivado de gastos administrativos e impuestos. Y recuerde también que, si solicita una hipoteca, esta difícilmente será mayor al 80% del valor de tasación de la vivienda. Por lo tanto, recuerde que necesitará tener previamente un 20% del valor de tasación de la vivienda en su haber más ese 12% de impuestos y gastos inicialmente indicado.

No considerar los gastos que implica ser propietario, como el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el seguro de la vivienda o los suministros (agua, luz y gas, etc.). Recuerde que además de la cuota de la hipoteca, estas son responsabilidades a las que también deberá hacer frente como propietario del inmueble.

Hacer una oferta sin comparar precios y/o viviendas previamente. Para lograr la mejor negociación, es preciso evaluar el mercado inmobiliario para así ofrecer el mejor precio. Muestre flexibilidad, pero firmeza al mismo tiempo. Evite ofrecer sumas irrisorias o no le tomarán como un comprador serio y escuche antes de aceptar para así evitar pagar más de lo que vale la vivienda.

No comprender la importancia de UNA BUENA UBICACIÓN de la propiedad que se adquiere. ¿Qué es ante todo una buena ubicación? Hay tres características en nuestra zona que pueden definir o determinar una buena ubicación. Buena orientación al sol, vistas (preferiblemente al mar) y buenos servicios en el entorno, así como fácil accesibilidad a los mismos. De las tres, con seguridad la más importante es la última. La existencia de buenos servicios en el entorno y su fácil acceso (preferiblemente a pie) resulta a la larga el factor más determinante para una buena ubicación. Un entorno donde se disponga de servicios de calidad tales como supermercados, tiendas, restaurantes, cafeterías, centros médicos, colegios, acceso fácil a la red de transportes públicos, en un ambiente de seguridad, pero también a la vez de tranquilidad y privacidad, constituye el elemento principal de una buena ubicación, No olvide que una buena vista puede ser arruinada en muchos casos por una futura construcción y además su efecto de disfrute con el tiempo decae notablemente, mientras que el fácil acceso a unos buenos servicios es una necesidad y un placer cotidiano del que disfrutará cada día.

Los compradores a menudo olvidan que probablemente venderán su casa en algún momento. Algunos olvidan que eventualmente tendrán que venderla propiedad que están adquiriendo algún día. La mayoría de las cosas se pueden arreglar, pero la ubicación no se puede corregir. Compre según la ubicación, NO por el precio".

Olvidar que la adquisición de una vivienda, especialmente si Usted es extranjero, es ante todo una inversión. este punto, obviamente, se relaciona con el anterior. La calidad de la vivienda en sí, pero sobre todo su ubicación, serán los factores determinantes para hacer de la compra de su vivienda una buena inversión. Investigue el histórico de la evolución de los precios y del mercado en el entorno donde va a adquirir la vivienda, invirtiendo en una zona que se considere rentable, porque si lo es, será naturalmente porque además reúne todos los requisitos para ofrecer una vida cómoda segura y placentera a sus habitantes.

Etiquetas

Publicidad

Comentarios

Volver al blog

SÍGUENOS EN +